¿Conoces los beneficios de las grasas buenas del marañón y cómo aprovecharlas?

¿Conoces los beneficios de las grasas buenas del marañón y cómo aprovecharlas?

Entre las propiedades benéficas del marañón resalta que contiene grasas buenas. En este artículo te explicamos cómo aprovechar al máximo sus propiedades. ¿Sabías que las grasas buenas del marañón podrían convertirse en un aliado para tu salud? Lo que sucede es que por sus propiedades esta pequeña nuez se ha ganado un lugar dentro de los alimentos nutritivos. Pero no solo eso, también es deliciosa y se puede comer en ensaladas, bebidas y dulces.

¿Qué es el marañón?

Antes de entrar en el tema de las grasas buenas, queremos explicar qué es el marañón. Se trata de una fruta que brota de un árbol amazónico. La fruta consta de 2 partes: el pseudofruto y nuez. El primero es carnoso y un poco ácido; el segundo es una semilla seca en forma de riñón y es lo que se conoce como marañones. Además, es lo que más se consume, aunque con el pseudofruto se hacen mermeladas, conservas, vinagre y jugos (Gómez, 2021). Los marañones son alimentos con contenido nutricional y energético. Entre otras, contienen vitamina C, hierro y fósforo (Universidad de los Andes, 2020). De forma fresca tiene un sabor astringente, pero esto se elimina al procesarlo (McLaughlin, Balerdi y Crane, 2018). Cantidad de grasas buenas en el marañón La mayoría de las grasas que tienen los marañones son de las denominadas grasas buenas, es decir de las monoinsaturadas y poliinsaturadas (Nagdeve, 2021). Te presentamos este listado para que visualices lo que comentamos: 100 gramos de marañones tienen un contenido total de grasa de 43.85 gramos. De esa grasa total, 23.8 gramos son grasas monoinsaturadas (buenas). Y 7.85 gramos son grasas poliinsaturadas (buenas). Lo anterior suma 31.65 gramos de grasas insaturadas. Es decir, más del 50 % de las grasas presentes en los marañones son grasas buenas. ¿Esto qué significa para tu organismo? De manera general todas las grasas, incluidas las grasas buenas, podrían ayudar a que el cuerpo absorba las vitaminas A, D, E y K. Además, son vitales para el desarrollo del cerebro y la coagulación. Por otra parte, en cantidades adecuadas, podrían ser buenas para el corazón. Los marañones, además, son conocidos como la fruta de la memoria porque sus componentes pueden apoyar diferentes funciones cerebrales.(EcuRed, s.f.).

Qué son las grasas buenas

Las grasas buenas son aquellas que, cuando se consumen en cantidades adecuadas, por su composición química no aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares (University of California, s.f.). Lo que se recomienda es que la ingesta de grasas totales represente menos del 30 % de la ingesta calórica diaria. El 20 % de todas las grasas consumidas deben ser insaturadas, Por ejemplo, las grasas no saturadas presentes en pescados (OMS, 2018). El 10 % restante debe dividirse entre las grasas saturadas como las que contiene la carne y las grasas trans (presentes en pizzas congeladas). De hecho, las grasas trans no deberían superar el 1 % de la ingesta de grasas. Consejos para aprovechar las grasas buenas del marañón Ya hablamos de los beneficios de las grasas buenas del marañón, a continuación ahondaremos en cómo podemos aprovechar sus beneficios: Ingiere un puñado de marañones al día (alrededor de 28 gramos) (Jackson y Hu, 2014). Mastica bien los marañones. Una masticación incompleta podría limitar la cantidad de grasas liberadas por la nuez (Jackson y Hu, 2014). Respeta la ingesta total de grasas recomendada (OMS, 2018). Los marañones enteros y crudos mantienen mejor sus propiedades (Núñez, 2021). Remoja los marañones en agua tibia durante 6 horas, de esta forma potenciarás sus propiedades (Núñez, 2020).

Importancia de consumir marañón

Además de las grasas buenas, los productos que tienen marañón podrían aportar varias propiedades benéficas al cuerpo. Aquí te contamos algunas de las más destacables (Nagdeve, 2021): Los marañones tienen magnesio, esta sustancia podría ayudar a que los músculos y nervios funcionen correctamente. El magnesio también está involucrado en funciones metabólicas y puede ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre. Los marañones son ricos en cobre, esta sustancia podría ayudar a la formación de glóbulos rojos. Esto ayudaría a mantener los huesos y el sistema inmunológico en buen estado. Además, los marañones contienen fósforo. Este podría ayudar a tener dientes saludables. Debido a que tienen hierro, podrían ser auxiliares en el tratamiento y prevención de la anemia. Como pudiste darte cuenta a lo largo de este artículo, consumir marañones puede traer varios efectos colaterales benéficos para tu organismo. Pero además, son ricos, así que no dudes en incorporarlos a tu dieta. 



Te gustó
DISLIKE