Tipos de leche: Identifícalos y conoce sus propiedades

Tipos de leche: Identifícalos y conoce sus propiedades

No cabe ninguna duda de lo indispensable que resulta la leche en nuestra dieta. No obstante, también sabemos que no todas las leches son iguales. En efecto, existen distintos tipos de leche, cada una de ellas con sus particularidades.

Así pues, los diferentes tipos de leche nos ofrecen distintos nutrientes, distintos sabores, distintas ventajas y efectos. Por eso, queremos que sepas cuáles son, para que cuando elijas lo hagas por la que más te beneficia.

¿Conoces los diferentes tipos de leche que existen?

Gracias a la ciencia, hoy podemos encontrar una gran variedad de tipos de leche. Esto, pues, nos permite seleccionar aquella que es mejor para nuestro organismo.

Veamos juntos cuales son los tipos de leches en el mercado:

La leche entera

Es un tipo de leche que no ha pasado por un proceso de reducción en el contenido original de grasa (entre 3 y 3,5% por cada 100 ml de leche). Tiene un sabor mucho más completo y es la opción más recomendada para niños y también para adultos sanos, por su alto valor nutricional. A veces se le adicionan vitaminas para reforzarla.

 

La leche semidescremada

En este tipo de leche se ha reducido su contenido en grasas. No se elimina toda, ya que queda entre un 1,5 y un 2% de grasa. Es una alternativa indicada para quienes desean consumir leche con un menor valor calórico.

 

La leche descremada 0% grasa

Este tipo de leche tiene menos de 0,5% de grasa. Son especialmente aptas para dietas bajas en calorías y colesterol.

 

La leche deslactosada

Es la que deben elegir quienes padecen síntomas de intolerancia a la lactosa. A este tipo de leche se le adiciona una enzima, la lactasa, para hacerlas más digeribles.

Nota: Las leches deslactosadas, tienen un sabor dulce. Esto es así debido a la transformación que sufre la lactosa, el azúcar natural de la leche.

 

La leche deslactosada descremada

Este tipo de leche suma las características y propiedades de la leche descremada junto con los de la leche deslactosada.

 

Lo que también debes saber sobre los distintos tipos de leche

  • Cualquiera sea el tipo de leche que elijas, todas son buenas fuentes de calcio y proteínas de alto valor biológico.
  • El calcio es fundamental para mantener la buena salud de los huesos. Está presente en todos los lácteos.
  • Las proteínas, para el buen funcionamiento de nuestros músculos y en general del buen funcionamiento de nuestro cuerpo.
  • La vitamina D favorecen la correcta absorción de calcio y es buena para el tejido óseo.
  • La vitamina A, además es buena para la piel y la salud visual.
  • Las leches semidescremadas tienen entre 1,5% y 2% de grasa.
  • En las descremadas está entre un 0 y un 0,5%.
  • En la entera el contenido es igual o mayor al 3%.
  • Las leches semidescremadas son indicadas para niños con tendencia al incremento de peso.
  • El valor nutricional de la leche descremada es similar al de la leche entera. La única diferencia es que no tiene grasa.

Para finalizar, ten en cuenta que una vez abierto el envase, sin importar que tipo de leche, debes guardarla en el refrigerador y consumirla en el menor tiempo posible.

Recuerda incluir los lácteos en tu alimentación diaria, junto con todos los grupos de alimentos, especialmente frutas y verduras para mantener una alimentación balanceada.

Bibliografía: