Ayuno intermitente: principales mitos y verdades de esta práctica

Ayuno intermitente: principales mitos y verdades de esta práctica

El ayuno intermitente consiste en comer durante un cierto horario, y el resto del tiempo, abstenerse de hacerlo. De acuerdo con Medical News Today (2020), el hecho de ingerir alimentos en una franja horaria restringida, ayuda a reducir la grasa corporal. Esta tendencia está creciendo entre personas que buscan adelgazar (Medlineplus, 2020). ¿Es realmente efectiva? ¿Implica riesgos para la salud? ¿Todas las personas lo pueden realizar? Últimamente, han surgido muchos interrogantes sobre el tema. Te contamos algunos.

Principales mitos del ayuno intermitente: ¿son ciertos o no?

Hoy en día circulan muchos tipos diferentes de dieta. Por ejemplo, la Paleo o la cetogénica. El ayuno intermitente es una más de esas dietas. En los últimos tiempos ha ganado mucha popularidad, y circulan varios mitos alrededor de ella. ¿Son verdad o mentira? Consejos-para-una-alimentacion-consciente.jpg

Cualquier persona puede ayunar

De acuerdo con Medical News Today (2020), las personas propensas a sufrir trastornos alimenticios, pueden desarrollar mayores problemas con la comida si siguen este tipo de dieta. Por otra parte, individuos con enfermedades como la diabetes deberían consultar con un médico antes de hacer un ayuno intermitente. Si tienes o no diabetes, es importante que antes de cambiar tus hábitos alimenticios, consultes un especialista. La relación entre salud y alimentación es muy estrecha: debemos llevar adelante una dieta balanceada para prevenir enfermedades. Sin embargo, ciertas condiciones médicas requieren un tipo de alimentación en especial. Por eso, el ayuno no es para cualquiera.

El ayuno intermitente implica no comer alimentos sólidos

Hay muchas formas de llevar un ayuno intermitente. Solo sus versiones extremas implican no comer o ingerir únicamente líquidos. Es posible ayunar por 12, 16 o 24 horas, intercalando alimentos sólidos en medio. Incluso, puedes hacer comidas muy ligeras, seguidas de una más contundente (Medical News Today, 2020). Estas versiones solo se deben realizar ocasionalmente o en lo posible, evitarlas.

Una de las claves es evitar comer de noche

Esta afirmación vale para cualquier tipo de dieta. Para mantener nuestro organismo funcionando al 100% durante el día, debemos proveer el combustible que necesita. Asimismo, debemos evitar comer por la noche, cuando el cuerpo entra en estado de reposo y consume menos calorías (The Washington Post, 2015). Especialistas del blog de salud de Harvard (2018), sugieren distribuir todas las comidas en un rango de 07:00 am a 03:00 pm (incluso, hasta las 06:00 pm), pero evitar hacer ingestas las horas previas al descanso nocturno. Además, resulta vital no levantarse a comer snacks en mitad de la noche.

Lo único que importa es el horario en que comemos

Si bien este régimen implica una distribución muy particular de las ingestas de alimentos, no vas a bajar de peso solo por respetar un horario (Medlineplus, 2020). En cualquier dieta, juegan un rol importante varios hábitos alimenticios combinados. Entre otros, la calidad y cantidad de la comida, la ingesta de agua, la reducción de sal y azúcar, y la actividad física regular. Evidentemente, el ayuno intermitente tiene ciertos principios que es necesario respetar y no es para todo el mundo. Si planeas hacerlo, consúltalo primero con tu médico de cabecera. Y no olvides que, tal como postula la OMS (2020), una alimentación equilibrada unida al ejercicio periódico, son la clave para un peso saludable.

Referencias Bibliográficas

Medical News Today. 2020. Siete formas de hacer ayuno intermitente. Recuperado de https://www.medicalnewstoday.com/articles/es/siete-formas-de-hacer-ayuno-intermitente#metodos-de-ayuno-intermitente NIH Medlineplus. Revista. 2020. Cinco preguntas sobre el ayuno intermitente. Recuperado de https://magazine.medlineplus.gov/es/art%C3%ADculo/cinco-preguntas-sobre-el-ayuno-intermitente Harvard Health Blog. 2018. Intermittent fasting: Surprising update. Recuperado de https://www.health.harvard.edu/blog/intermittent-fasting-surprising-update-2018062914156 OMS. 2020. Alimentación sana. Recuperado de https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet The Washington Post. 2015. Why eating late at night may be particularly bad for you and your diet. Recuperado de https://www.washingtonpost.com/national/health-science/why-eating-late-at-night-may-be-particularly-bad-for-you-and-your-diet/2015/08/24/ad8b85ac-2583-11e5-b77f-eb13a215f593_story.html